Mi novio instantáneo

Le conocí de casualidad, pero dicen que así es como son las mejores historias, las que son casuales y no intencionadas.

Tuvimos un flechazo, no había dudas. El juego de miradas era incansable y ambos sabíamos que esto no iba a acabar ahí.

Seguimos el procedimiento dospuntocerista que manda la norma no escrita de los ligoteos digitales. Primero nos dimos follow con un inocente ¿perdona, cómo eras en twitter? Al terminar nuestro primer encuentro hubo un reply público, con un marcado guiño pero sin mucho más. Seguimos hablando en público porque dar el primer paso todos sabemos que es complicado.

Al final di el paso yo, soy una mujer moderna y no tengo miedo a fracasar: le agregué a facebook. Lo sé, vivo al límite. Tardó algunas horas en responderme, no muchas, y yo me puse nerviosa revisando mi cover, mi avatar, los últimos comentarios del muro y actualicé el estado con un “por fin es finde” para que viera que soy una chica divertida.

El siguiente paso lo dio él, en el fondo le tocaba, y me mandó un mensaje privado. Empezamos una conversación de un par de días hasta que le agregué a line (pensé en pedirle el teléfono y usar whatsapp pero en este caso line es muy útil porque pude saber su id por su usuario de twitter).

Varios días de conversaciones que acababan con un buenas noches y empezaban con un buenos días. Todo era fantástico, yo sabía que ese día que le vi habíamos tenido un flechazo los dos, sabía que por fin había encontrado a mi media naranja. Jo, cuando mi madre se enterara iba a ser genial ¡por fin iba a conocer a un noviete mío!

minovioinstantaneo

Fue pasando el tiempo y la verdad es que siempre teníamos algo de qué hablar. A veces nos mandábamos stickers como locos (cada uno tenía hasta los suyos propios, era nuestra personalidad). Hablábamos de todo, de nuestro día a día, lo que nos había pasado hasta las ganas que teníamos de volver a vernos y contarnos más cosas en persona. Bueno, y de más cosas que se hacen en persona.

Era el hombre de mi vida. No discutíamos, siempre tenía alguien al otro lado. Un gran apoyo. Me sentía yo misma (bueno, y mi sticker).

 

Un día salí con mis amigas y conocí a otro chico. No paso nada, yo ya tenía a mi novio instantáneo. Pero esa noche no fui capaz de darle las buenas noches. A la mañana siguiente tampoco los buenos días. Pasados un par de días me preguntó si estaba bien. No sabía qué contestar, mis sentimientos estaban hechos un lío. 

Pensé en llamarle y aclararlo, pero me di cuenta que no habíamos hablado nunca. No sabía cómo decirle que dejaba algo que no tenía claro que existiera. Al final nuestro contacto se fue diluyendo como la batería de mi móvil. Poco a poco, sin recargarse.

Esta vez no me puse triste, ya estaba en el paso dos del procedimiento dospuntocerista que manda la norma no escrita de los ligoteos digitales con el chico que conocí la otra noche, es decir, ya nos habíamos agregado a facebook. No sé, esta vez le pediré el móvil, lo mismo por whatsapp me va mejor.

Quien sabe, lo mismo esta vez sí he conocido al hombre de mi vida. De hecho, creo que también tuve un flechazo. 

En cualquier caso ya tengo un novio por whatsapp, lo mismo esta vez hasta salimos una noche a cenar.

 

Imagen: wongstock / Shutterstock

 



Clara Avila

Consultora Marketing Digital en @The_Cocktail y Docente. Escribo en www.claraavilac.com y en www.elocioyelmadrono.com de teatro y de mi ciudad, Madriz. Alma de payasa, sangre bufona, sentir flamenco y vivir improvisado.

7 comentarios en “Mi novio instantáneo

  1. Ahora que parecía que nos habíamos librado de sentarnos junto al teléfono (fijo, ¿os acordáis de él?) y comprobar cada 5 minutos si funcionaba la línea, a ver si “él” iba a llamar y no nos pillaba en casa… ¡Pues ahora es mucho peor! Actualizando estados, viendo si está “en línea” y no nos contesta… Facebook, Line, Twitter, Line… lo mismo pero con 20 frentes abiertos, ja, ja… Muy buen post, Clara, da que pensar

  2. Muy bueno y muy real.
    La persona que conversa contigo por whatssap, no se comporta igual que por llamada telefónica o en unas cervezas. Realmente comprobado. No me gusta nada!!
    Ese hombre/mujer del whatssap, line, facebook,… no es real!!

  3. Tan real como la vida misma por desgracia.

    Buenísimo post que refleja la realidad de nuestra joven sociedad dospuntocerista.
    ¡Lo comparto en mis redes sociales!

  4. Me pasó con el hi5 luego en el facebook y para terminar en el Skype , pero igual sigo en ese mundo, es inevitable no caer en eso. Bueno eso creo =)

  5. Pingback: Mi novio de whatsapp

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>