Los influencers son los padres

Todo empieza con un “quiero darle visibilidad a esta acción, quiero que los tuiteros más relevantes hablen de ello continuamente porque la prescripción es lo más importante en este mundo para generar demanda”. Bien, vayamos por partes. Primero hay que pararse a pensar en la reputación de la marca, ¿realmente es creíble que ocho personas en un mismo periodido de tiempo #ConEl MismoComentario prescriban sobre lo bueno que es tu producto/servicio entre los más de 2 millones de audiencia que tienen detrás? Respuesta: no.

Desde hace más de tres años vemos como muchas personalidades 2.0 son invitadas a presentaciones de marca con el fin de comentar las mismas, adornadas con etiquetas y alabanzas sinfín. Yo misma he podido (y disfrutado) participar en las mismas y hasta entono el mea culpa por buscar lo mismo pero con ciertos matices que lejos de querer ser el decálogo de 10 consejos para que tu estrategia de reputación con prescriptores funcione se puede quedar en algunos consejos como:

  • Menos es más, de verdad, es mejor poca gente de calidad que pueda ser un influencer que muchos en poco tiempo alabando las virtudes de tu marca. Pierde credibilidad y hasta se puede volver en tu contra porque se transmite una sensación de “claro, como les tienen comprados”.
  • Menos es más (Segunda Parte) y sí hay segundas partes buenas porque, ahora en lo relativo al contenido, no es muy creíble que en menos de una hora tu marca haya recibido más alabanzas que un bebé recién nacido en casa de los abuelos.
  • Elige con cabeza, propón con elegancia: es decir, si vas a hablar de juguetes, intenta que tu prescriptor tenga un perfil familiar y que realmente esté interesado en hablar de ello. Es más, si consigues que se sienta involucrado con la marca/producto/servicio será increíble la credibilidad con la que hablará de ello.
  • Conoce tus limitaciones, esto es, antes de llamar a la puerta de nadie, párate a pensar si realmente tu producto/ servio es bueno, ofrece ventajas competitivas y se acerca al medio online de manera proclive para conseguir una prescripción real.
  • Negocia: en esta vida casi todo tiene precio y en este caso no va a ser menos. Sé listo a la hora de negociar y si vendes palomitas, negocia con palomitas, deja el dinero para otro tipo de acciones y da a conocer lo mejor de tu negocio, esto es las palomitas. ¿Me seguís?
  • Trabaja para que sea una actividad a largo plazo porque no solo de pan vive el hombre y de momentos puntuales, sino que tras un momento concreto con influencers 2.0, sé capaz de mantener la relación en el tiempo (las relaciones públicas de toda la vida, vamos) y que con ello la prescripción sea real y tu reputación tenga una base sólida, no solo de un momento de tuiteo locuelo que no lleva a ninguna parte.

Con todo esto lo que me gustaría transmitir es un mensaje de que, desde mi punto de vista, ha habido una burbuja influencer en la que hemos pasado de ver miles de eventos que cargaban el timeline de Twitter e Instagram, perdiendo en los últimos tiempos toda su efectividad y prescripción, a seleccionar aquellas personas que realmente puedan aportar un valor añadido a las marcas. Influencers que gozan de credibilidad, que influyen con mensajes coherentes más allá del “me mola” y que esto se traduce en una relación a largo plazo muy positiva para las empresas.  ¿Algún consejo más que podamos aportar?

 



1 comentario en “Los influencers son los padres

  1. Pingback: Un verano fatal | Mis Apis Por Tus Cookies

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>